El modelo educativo del Colegio Peninsular Rogers Hall es resultado de más de 60 años de experiencia y una sólida trayectoria educativa. Gracias a ello, hoy somos una de las escuelas en Mérida con más alto nivel académico y una institución educativa reconocida por formar seres humanos autónomos, independientes, con los más altos valores y un espíritu crítico, reflexivo y al servicio de su comunidad.

Cada una de nuestras acciones está fundamentada en 5 pilares, y tiene el objetivo de que el educando sea capaz de actuar, hacer, pensar y obrar el bien, convencido de que es lo mejor para sí mismo y para los demás.

Estos 5 pilares se resumen en:

El criterio de autoridad

Entendida como la guía que ayude al desarrollo integral de la personalidad de nuestros estudiantes, que estimule el ejercicio de su autonomía y le enseñe a obrar el bien por convicción personal.

La libertad responsable

Formamos personas capaces de elegir o escoger, con plena independencia, lo mejor para sí y para los demás, procurando siempre el bienestar de su comunidad.

El ejercicio de la disciplina

Creamos en nuestros alumnos un criterio reflexivo ante las normas, evitando la obediencia ciega producto de un miedo al castigo. De esta manera, fomentamos la responsabilidad, confianza en sí mismo, respeto y autocontrol.

Obediencia y cumplimiento de las normas

Desarrollamos en nuestros niños y jóvenes el hábito de cumplir consciente y voluntariamente las normas justas y educadoras, a partir de su juicio y responsabilidad propia.

 

Conoce más sobre los valores en el Rogers Hall

Autonomía y gobierno de sí mismo

Desde nuestro presente, enseñamos a nuestros niños y jóvenes a ser autónomos, formando a los hombres y mujeres del mañana capaces de tomar sus propias decisiones y solucionar por sí mismos los retos de la vida cotidiana.